Vitales para la vida: clima, energía y medio ambiente

Welterbe Atlantischer Regenwald Ampliar imagen (© dpa - Report) El proceso del cambio climático ha promovido una creciente toma de conciencia acerca de la finitud de los recursos naturales. La subida casi diaria de los precios del crudo y del gas y también de los alimentos hacen percibir a la ciudadanía que se aproximan cambios muy profundos. A ello se añade el hecho de que la población mundial sigue creciendo sin freno
–de dos mil millones de seres humanos hace cincuenta años a siete mil millones en la actualidad y diez mil millones en los próximos diez lustros– y que los grandes países emergentes registran un crecimiento económico muy dinámico con un índice de eficiencia energética relativamente bajo, lo cual en el futuro se traducirá en una mayor competencia no sólo por los vectores energéticos sino también por otros recursos naturales limitados como el agua limpia y alimentos suficientes. La biodiversidad, reserva inestimable de recursos económicos, se hace peligrar de forma irresponsable y, a menudo, se destruye temerariamente.

Por tanto, el manejo respetuoso de los sistemas y recursos naturales es de vital importancia para la humanidad. Ello confronta ya en estos momentos a los gobiernos con la cada vez más difícil tarea de asegurar el suministro energético de las economías nacionales teniendo en cuenta el proceso del cambio climático y a pesar del aumento de los precios de las materias primas y encontrar paralelamente soluciones para combatir el cambio climático. Para superar estos retos de alcance planetario es indispensable tanto el compromiso a escala nacional como una cooperación a escala internacional.

Solarenergie

Recursos energéticos escasos y fuentes de energía alternativas

La utilización de reservas energéticas disponibles y la explotación de nuevas reservas hoy por hoy no rentables ya sólo permitirán satisfacer la creciente demanda de energía por un tiempo limitado a unos precios considerados adecuados en el momento actual.

En consecuencia, también para la política exterior alemana va a suponer un reto especial el evitar y contribuir a solucionar conflictos internacionales en torno a recursos cada vez más escasos y, en particular, propiciar un reparto justo de los bienes. La seguridad energética se ha convertido pues en un tema central de la agenda internacional. Seguridad energética significa diversificación no sólo de los vectores energéticos sino también de las vías y áreas de abastecimiento y de los proveedores, incluyendo a la par el incremento coherente de la eficiencia energética y la extensión de las energías renovables. Un abastecimiento energético seguro y sostenible únicamente será posible dentro de un marco de cooperación más amplio, que abarque a las instituciones energéticas internacionales y muy en particular a los países emergentes, así como a los principales países proveedores. Es ante este trasfondo que en Alemania ya ha adquirido carta de naturaleza el concepto de la "política exterior energética", acuñado por el Ministro Federal de Relaciones Exteriores, Frank-Walter Steinmeier.

En este contexto, pero también con miras a la protección del medio ambiente y la responsabilidad compartida a la hora de afrontar el cambio climático, resulta cada vez más urgente el desarrollo de fuentes de energía alternativas, respetuosas con el medio ambiente. En Alemania a lo largo de los últimos años se ha popularizado sobre todo la energía solar y la energía eólica, así como el uso de la geotermia. Otras propuestas de solución con un enfoque más técnico para elevar la eficiencia energética son la disminución del consumo de energía, el aumento del grado de eficacia y también un mejor almacenamiento de la energía.

Rodungen in Madagaskar

El cambio climático, un reto global y nacional

El proceso del cambio climático amenaza la subsistencia de algunos países y, si no se logra limitar el calentamiento del planeta a un máximo de dos grados, conducirá a daños ecológicos irreversibles. Estados insulares enteros y numerosas regiones costeras corren riesgo de inundarse. En todo el mundo pueden extenderse los desiertos y multiplicarse fenómenos climáticos extremos como los ciclones y las sequías. La escasez de agua podría tener secuelas graves en muchas partes del mundo, incluida Europa, para la agricultura y el abastecimiento de agua potable y, en última instancia, incluso hacer inhabitables regiones enteras.

Clima - Energía - Medio Ambiente

Windräder in der Pfalz

Cambio energético con participación ciudadana – un ejemplo tangible

(© AA)

La meta del cambio energético alemán esta definida. De cara a las generaciones venideras el suministro de energía debe ser sostenible y responsable. Para ello y a partir del año 2050, nuestra electricidad debe proceder ya en un 80% de fuentes energéticas renovables. En algunos lugares de Alemania ya han puesto manos a la obra. La ciudad de Wolfshagen en el estado de Hesse es un ejemplo de ello.

La Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA)

IRENA - Logo

Los retos globales no se pueden resolver de forma unilateral: La seguridad energética, la protección del medio ambiente y la lucha contra la pobreza sólo pueden ser llevadas a cabo conjuntamente y a nivel internacional.